Blog informativo

Síguenos:

Quiropraxia en niños

Cada vez más padres buscan atención quiropráctica para sus niños. Muchos problemas vertebrales observados en adultos comenzaron en el nacimiento. Incluso los métodos de parto llamados «naturales» pueden estresar la espina dorsal de un bebé y desarrollar un problema en el sistema nervioso. La irritación resultante en el sistema nervioso causada por la desalineación espinal y craneal puede ser la causa de muchas quejas de salud del recién nacido. El cólico, los problemas respiratorios, las dificultades de la lactancia, los trastornos del sueño, las reacciones alérgicas y las infecciones crónicas a menudo se deben al estrés del sistema nervioso.

Debido a que se pueden producir traumas espinales significativos en el momento del nacimiento, muchos padres revisan a sus recién nacidos de inmediato. A medida que el bebé crece, aprender a sostener la cabeza, sentarse, gatear y caminar son actividades que afectan la alineación espinal y son momentos importantes para que un doctor de quiropráctica les haga una revisión.

A medida que el niño comienza a participar en las actividades habituales de la niñez, como patinar o andar en bicicleta, pueden ocurrir desajustes espinales pequeños pero significativos (subluxaciones). Si se descuidan, las lesiones durante este período de rápido crecimiento pueden conducir a problemas más graves más adelante en la vida. El trauma sutil a lo largo de la infancia afectará el desarrollo futuro de la columna vertebral que conduce a la alteración de la función del sistema nervioso. Cualquier interferencia en el sistema nervioso vital afectará negativamente la capacidad del cuerpo para funcionar de la mejor manera.

Quiropraxia en la tercera edad

Cuando llegamos a la tercera edad somos más vulnerables a la aparición de enfermedades y degeneraciones, pese a eso, envejecer no tiene porqué ser sinónimo de dolor y enfermedad.

Los ancianos son un público que puede verse muy beneficiado por el cuidado quiropráctico proporcionándoles una mayor calidad de vida. Tal y como demuestran numerosos estudios, el cuidado quiropráctico promueve la movilidad, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación en las personas de la tercera edad, además de reducir la necesidad de toma de medicación.

Tal y como demuestran numerosos estudios, el cuidado quiropráctico promueve la movilidad, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación en las personas de la tercera edad. La quiropráctica hace posible que las personas mayores se encuentren con más energía y junto ella, las ganas de vivir más y mejor.

Quiropraxia en el deporte

La quiropráctica y el deporte es una buena combinación para lograr una salud perfecta. Con ella, lograremos que la columna vertebral, que protege nuestro sistema nervioso, se encuentre en condiciones óptimas mejorando así nuestra salud física y mental.

 Cada vez son más los deportistas los que piden ayuda a un doctor en quiropráctica para lograr un objetivo concreto o para mejorar determinados aspectos de su salud. Te detallamos algunos aspectos que puedes mejorar con la quiropráctica y el deporte.

La atención Quiropráctica presenta diferentes beneficios en el deportista, ya que la práctica del deporte y el entrenamiento regular van generando diferentes adaptaciones del cuerpo que no siempre son positivas sobre nuestro organismo. Cada deporte y cada entrenamiento generan estrés sobre el cuerpo, el cual debe ser manejado periódicamente con cuidado Quiropráctico, ya que de otra manera aumenta el riesgo de lesiones y disminuye el rendimiento deportivo.

Quiropraxia en el embarazo

Los cambios que experimenta el cuerpo de una mujer embarazada a lo largo de los nueve meses de gestación son más que evidentes a nivel físico, fisiológico y hormonal. Entre ellos, se observan los cambios en el sistema músculo–esquelético, con una anteriorización del centro de gravedad y aumento de la curvatura de la columna lumbar para compensar el aumento de peso del útero, que pueden originar la aparición de dolor de espalda, más comúnmente en dicha zona.

El embarazo se divide en 3 trimestres. En cada uno de ellos, los cambios físicos que experimenta el cuerpo de la mujer son diferentes, y las posibles molestias derivadas del proceso de gestación y crecimiento fetal, también.

Por ejemplo, en el primer trimestre cuando el crecimiento e útero aún no es evidente, uno de los síntomas más molestos asociado a los cambios hormonales, son los vómitos y las náuseas, así como los mareos y dolores de cabeza frecuentes. Según afirma una reciente investigación de la American Pregnancy Association “la quiropráctica ayuda, de forma evidente, a un desarrollo del embarazo mucho más llevadero con inhibición de los vómitos, alivio de problemas comunes a esta etapa como son las ciáticas, pinzamientos o dolores de cabeza”.

Quiropraxia y sus beneficios

Te ayuda a mejorar la postura corporal. Cuando mantienes una mala postura durante mucho tiempo, se producen subluxaciones vertebrales. Estas se derivan de actividades habituales como el deporte, pasar muchas horas sentado en la oficina, las tareas domésticas, traumatismos, etc. Gracias a los beneficios de la quiropráctica, se restablece la alineación normal de la columna. Por tanto, adoptar una buena postura hará que te sientas mucho mejor. 

Contribuye a disminuir el dolor de forma natural. La quiropráctica es una técnica manual que ayuda a corregir la columna vertebral y el sistema nervioso. Liberar los bloqueos articulares hace que se elimine la presión sobre el nervio y puede ayudar al alivio del dolor.

 Reduce la probabilidad de sufrir contracturas musculares. Suelen ser las protagonistas principales de los dolores de espalda. Adoptar una mala postura o usar en exceso el móvil son hábitos bastante comunes que pueden provocar contracturas musculares. Para corregirlas, no basta con un masaje que ayude a aliviar la tensión. Por eso, es recomendable acudir a un quiropráctico para que realice un reconocimiento completo del problema.

Favorece un mayor rendimiento físico. El tratamiento quiropráctico puede aplicarse a cualquier deporte. Contribuye a mejorar el tono muscular y ayuda a aumentar la capacidad de resistencia. Gracias a los ajustes en la columna y el sistema nervioso, el cuerpo responde mejor a las demandas físicas. Además, puede ser el método ideal para prevenir futuras lesiones.

 Facilita combatir el estrés. Cuando nos sentimos estresados, los músculos se tensan, en especial, los de la columna vertebral, cuello y cabeza. Si sufres estrés constante, es importante aprender a controlarlo. La quiropráctica mejora el funcionamiento del sistema nervioso. Además, si tienes menos dolores y molestias musculares, es muy probable que duermas mejor.

Aumenta la flexibilidad. Tener menos contracturas musculares y un mejor movimiento en las articulaciones se traduce en mayor flexibilidad. Tú quiropráctico puede recomendarte algunos estiramientos personalizados para que mejores la elasticidad de tus músculos.

Beneficios de un termoscan

ThermoScan es un equipo termográfico de precisión que analiza la columna vertebral, utilizando los principios de termografía para detectar subluxaciones vertebrales. Es una herramienta indispensable para complementar una correcta evaluación y diagnóstico por parte del Quiropráctico.

Este equipo ofrece un mapa térmico del área de estudio que revela indirectamente las condiciones fisiopatológicas asociadas con los síndromes dolorosos, permitiendo ver cómo una subluxación puede afectar las funciones del sistema nervioso.