• Encuentranos en: Curicó - Talca - Santiago - Viña del mar - Villa alemana - Coquimbo
  • 75-2319030
  • quiropraxiacurico@gmail.com

Una característica del envejecimiento es la progresiva pérdida de la capacidad de adaptación y de reserva del organismo, en sus diferentes órganos y sistemas, haciéndole más vulnerable ante situaciones de estrés y por lo tanto más vulnerable ante la enfermedad y la degeneración. Es conocido por tanto que en las etapas finales de la vida es más frecuente la presencia de enfermedad, siendo raro encontrar algún anciano que esté libre de algún proceso mórbido de tipo crónico y que goce de una perfecta salud. Los estudios en la población demuestran que se encuentra enfermedad de forma objetiva en el 80-90 % de la población anciana. Los porcentajes son mucho menores si se pregunta directamente a la persona mayor si padece algún tipo de enfermedad, dado que algunos de estos procesos crónicos de gran frecuencia en estas edades se asumen como normales o se confunden erróneamente con el propio envejecer (cataratas, artrosis, diabetes, etc.). No tendría porqué ser así, el envejecer no tiene porqué ser sinónimo de enfermedad. Envejecer tiene que ser sinónimo de experiencias y de “salud madura”, y eso buscamos con la quiropraxia.

En todo caso es necesario resaltar que aún con la presencia tan frecuente de enfermedad, el proceso de envejecimiento es muy heterogéneo y variable entre diferentes individuos. Nos encontraremos con individuos que llegan con un excelente estado de salud a los noventa años o más y han envejecido con éxito, aún con algún pequeño achaque. En el extremo contrario podremos encontrar enfermos que en la sexta o séptima década de su vida presentan graves deterioros causados por diferentes enfermedades, encontrándose en una situación de envejecimiento patológico o acelerado.

Esto es lo que se llama diferencia entre la edad biológica real de nuestro organismo y la edad cronológica que nos marca la edad. Los ancianos por tanto pueden verse muy beneficiados por el cuidado quiropráctico, cambiando la creciente tendencia a la sobremedicación y a sus posibles y más que probables efectos secundarios, y paliando el proceso de degeneración de muchas de sus patologías.

Encontraremos que nuestros pacientes de mayor edad refieren una mayor vitalidad, una mayor movilidad, una actitud mucho más positiva ante la vida, y más resistencia. Se cansan menos, descansan mejor, tienen más ganas de hacer cosas y cada día se convierte en una nueva aventura por vivir. Muchos presentan una mejoría notable en procesos crónicos a priori irrecuperables, y disminuye, incluso desaparece, la cantidad de medicación a tomar.

ALGUNAS DUDAS FRECUENTES

¿Si padezco un proceso degenerativo como la artrosis o la osteoporosis es peligroso ajustarme?

Por supuesto que no. El quiropráctico tiene en cuenta la realidad personal de cada paciente y su historial, al igual que el estado de su columna y como tiene las subluxaciones. Cada ajuste es específico y diferente según la persona y según sus necesidades determinadas.

¿Debo dejar la medicación que me ha mandado mi médico si comienzo a encontrarme mejor?

Nosotros apostamos por una salud natural y por una vida sana, pero no es nuestra competencia el que tomes o no medicación. Es el médico tratante y el paciente que deben tomar la decisión de abandonar el tratamiento y ver la mejor manera de hacerlo. Hay muchas medicaciones que “crean adicción” y hay que dejarlas según unas pautas específicas. Muchos doctores en Medicina apuestan también por una salud natural y puedes explicarles que acudes a un tratamiento quiropráctico.

¿Realmente la quiropraxia puede ayudarme en mi última etapa de la vida?

Hoy en día la esperanza de vida se ha alargado extremadamente y no es extraño encontrar personas con 90 o 100 años. Por tanto cuando nos encontramos en la séptima u octava década de la vida aún nos quedan muchos años por delante para poderla disfrutar. Disfrutar de nuestra jubilación, de nuestro tiempo libre, de nuestros nietos, …, no tiene porque ser una utopía, puede ser una realidad si estamos sanos y si envejecemos con salud. La quiropráctica nos devuelve la calidad de vida y detiene muchos de los procesos degenerativos asociados a esta etapa de la vida.

Quiropraxia Curicó © Copyright 2017. Todos los derechos reservados | Desarrollo web: Servitec Soluciones.